Pachfinder: Palindromo

El sol caía perpendicular cráter de Un’Goro, bajo la gran sombra de unos gruesos árboles Margeryth la picara elfa cubierta de barro bebía un largo trago de agua de una botella . Esta respiraba costosamente por la humedad y el calor. Mientras en la copa del árbol Ahisa oteaba el horizonte por si se acercaban más criaturas hostiles.

<<- ¿Por qué estamos corriendo?- grito Athena sujetándose los faldones de la túnica de mago Margeryt y Ahisa la miraron con extrañeza ate tal afirmación. – No se tu a mí el lagarto gigante que trata de devorarnos me acojona bástate – añadió Margeryt- ¿Tiene razón la maga porque porras corremos?- dijo Ahisa – Maga y Sacerdotisa frenaron en seco frente al gigantesco dinosaurio que se les venía encima. Con un gesto de su bastón mágico una nova de hielo salto en todas las direcciones impactando en las patas de la bestia, instantáneamente estas se congelaron haciéndola caer. Ahisa invoco los poderes divinos de la luz que con un potente rayo hizo saltar por los aires el cuerpo del reptil inmovilizado. Sonriente y jadeante Margeryt agarro a sus compañeras por los hombros y las felicito –A veces se me olvida que sois la oxtia y mira ya tenemos cena ->>

En la cercana fogata unos trozos de carne chisporroteaban al calor. Ahisa bajo del arbol -¿Eso estara bueno?- señalo la sacerdotisa al chisporroteante filete. La maga se acerco y con una daga retiro un tozo humeante -Pues aunque no lo creas si y mucho –dijo llevándose un trozo a la boca- ¡joder qué bueno! Tiene el punto justo de sal pruébalo-

<< En gigantesco demonsaurio rugió al ver una presa fácil en el grupo que se retorcía en el barro con un movimiento de sus poderosa ancas se abalanzo con las fauces abiertas sobre ellas. Entre gritos salieron del lodo impulsadas por puro terror>>

Margeryt se puso en pie y se sacudió – Huele estupendamente desde luego es una pena que no podamos asar unas verduras, unos tomates o espárragos estarían deliciosos –

Ahisa se lo acerco un pedazo a la nariz y lo olfateo con una cara de desconfianza tras apartarse los cabellos de la cara procedió a morder la carne. Tras unos segundo de reflexión espeto – Si, esta bueno sabe a pez espada con textura de carne de vaca-

<< La cueva empezó a temblar y crujir – ¡¡ Corred ¡! – chillo la maga – el trió se lanzo a la huida por las cuevas cuando de repente el suelo cedió y cayeron por un tobogán de piedra arrojándolas al exterior mientras la colina se hundía con un ultimo chillido se precipitaron a un gran charco de lodo en el suelo de la selva >>

-¿Por qué crees qué nos quería comer el bicho este? – dijo Margeryt masticando

– ¿No sé?, quizás porque es un gigantesco depredador con dientes como dagas – añadió la maga

– Yo creo que es un poco sátiro y ha visto tres picaras mozuelas de gran busto y épico búllate y se lanzo – Agregó la elfa mientras hacia un par de postura picantes y exageradas poniendo muecas. – conozco tíos que ligan así-

-Tampoco tan épico tu culo Margeryt –discrepo Athena

<< La onda expansiva de la bola de fuego reventó el cristal en pedazos, decenas de esquirlas afiladas en todas direcciones atravesando los elementales de fuego que allí moraban los atravesaron y rebotaron en paredes y columnas. Con un alarido sobrenatural la criatura se disolvio. Ahisa y Margeryt salió tras la columna la maga sangraba por múltiples heridas y estaba parcialmente quemada. La sacerdotisa se acerco rauda hacia Athena mientras voceaba – Margeryt tu coge los cristales que yo me encargo de la maga – la picara levanto un pulgar y comenzó a introducir los extraños cristales en una faltriquera de su cintura. Mientras Ashisa aplico sus podres sobre Athena inmediatamente las heridas de esta comenzaron a cerrase >>

-Mi culo es épico sois las humanas que lo tenéis enorme- dijo la elfa señalándose el trasero y moviéndolo en la cara de la maga – Mira maguita un poderos culo elfico arrodíllate ante su “bullatez”

-¿¿Cómo?? ¡Este culo te ha salvado de raptores y cultores! – Dijo Athena señalándose el suyo propio – mira el poderío humano y tiembla orejas puntiagudas-

-Basta por la luz, no quiero volver a oíros hablar de vuestros culos o pechos- Ahisa tomo aire – Otra vez – y luego rio.

<<Aquello era un caos la criatura más que debilitarse con las heridas parecía fortalecerse lanzaba chorros de fuego y gruñía. Margeryt tenía graves quemaduras y Ahisa trataba de curarla tras una columna. Athena tras su escudo mágico luchaba contra el elemental o encontraba pronto una solución o morirían las tres >>

– Yo no tengo la culpa que los hombres de todas las especies tengan la necesidad intrínseca de clavar el pene donde sea de la especie que sea y yo le saque provecho para robarles – arguyo Margueryt poniendo los brazos en jarras, mientras la maga movía el culo detrás suyo.

– ¡Si nena! – Dijo Athena – Podríamos dominar Azeroth con nuestros culos –

-¡Siiii! Mira qué bien se lo pasa la draenei que esta hasta ruborizada – dijo Margerit señalado Ahisa que miraba entre avergonzada e interesada el baile de la humana y la elfa. La draennei se encogió de hombros.y sigui comiendo.

<<Aquello era un caos la criatura más que debilitarse con las heridas parecía fortalecerse lanzaba chorros de fuego y gruñía. Margeryt tenía graves quemaduras y Ahisa trataba de curarla tras una columna. Athena tras su escudo mágico luchaba contra el elemental o encontraba pronto una solución o morirían las tres >>

Bajo el árbol el grupo repasaba el siguiente paso a dar

-A ver escuchadme – Anucio Athena sentada en el suelo con las piensa cruzadas –Estamos en zona de la Horda así que seguiremos tendremos mucho cuidado. Tras haber visitado el grupo el grupo de cuevas y haber matado mucho y bien toda clase de bichos ya tenemos las muestras necesarias…

-Me puedes explicar para que necesitamos las muestras ¿Otra vez? – interrumpió Margerith

– A través de la muestras animales y minerales vamos a destilar un suero con el cual impregnaremos un cristal de resonancia, este cristal será la base que usaremos par anclar la primera parte del transportador.

-¿Pero antes no era mas sencillo? –Volvió a interrumpir la elfa

<< Margeryt emergió de ente las sombras -Chicas, creo que he encontrado lo que buscamos –

-¿En serio? – Añadió la maga sin levantar la vista de una muestra – ¿Cómo lo sabes?-

-Pues parece un gigantesco cristal azulado que vibra de forma ominosa y he pensado. Joder esto impone voy a utilizar mis conocimientos mágicos de los cuales carezco para saber si es el cristal que buscamos. O mejor le pregunto a gigantesco elemental de fuego azul que hay en frente a él-

-A mí me ha convencido – rio Ahisa ante el rictus pétreo de la maga>>

Athena miro a la elfa fijamente y añadió – Antes no había salido un dragón gigantesco de la tierra desde el mismísimo Infralar provocando un cataclismo y rasgando todo el tejido de esta realidad.

Margueryt asintió – Va a ser eso. De todos modos estoy hasta el papo de tanto portal. Me estoy empezando acomodar a este mundo. Así que si vuelvo bien y si no pues bueno habrá que adaptarse.

<<Margeryt se deslizo por las sombras. La cueva estaba plagada de pequeñas criaturas de fuego en un principio pensó que serian un problema pero tras comprobar empíricamente que una puñalada por la espalda era eficiente para acabar con ellas el avance había sido lento pero letal. En cierta distancia La draenei vigilaba con gesto aburrido a la maga que estudiaba con detenimiento las formaciones cristalinas – estamos cerca. Si profundizamos mas encontraremos las muestras adecuadas –murmuraba para sí la maga Athena>>

-Bueno a mí me viene bien para mis estudios todo esto así que tarde o temprano tendría que haber montado una expedición para adquirir nuevos materiales. –dijo la maga mientas escribía unas anotaciones en un pergamino- además me caéis bien tu y la draenei

-Me parece muy bonito todo pero yo quiero saber que ha pasado con mi novio por eso de saber si ha muerto mucho o está en otra parte – Añadió Ahisa

<< Ahisa aplasto un mosquito sobre su bazo -¿Cuánto llevamos andando? Me duelen las pezuñas y los insectos de esta selva tienen fijación conmigo-

– No creo que más de un par de horas. Espero – dijo Athena mirando un pergamino con el mapa de la zona – la puñetera formación rocosa esta en el maldito centro del cráter allí encontraremos los cristales-

-¿ Y no valen algunos de los de aquí? – señalo Margeryt unas rocas llenas de extraños cristales

-No, ya lo he dicho seis veces- dijo jadeando Athena- necesitamos los del centro son más puros ->>

Margeryt- Eso, partamos sin demora, todavía es muy pronto para empezarnos a chupar los coños unas a otras. ¿Cuál es nuestro siguiente paso Athena?

La maga sonrio y señalo al suelo – A un sitio muy muy caliente y muy muy profundo.

<<-Joder, hemos pasado del desierto a la selva menudo cambio – Margeryt se solto del la barandilla del zepelín y se dirigió a la mesa donde estaban la sacerdotisa draenei Ahisa y la Maga humana Athena . La efa picara se sentó y continuó su retahíla – Vuestro mundo parece hecho a pedazos y cosido malamente sin sentido en algunas zonas-

La draenei levanto la vista y dejo suavemente la taza de té que tenía en las manos – A mi no me mires yo soy nueva como tú en este mundo –

– En fin, no creo que importe ahora mismo- añadió la maga – venga tenemos que hacer pillar los macutos que nos bajamos aquí –>>

Acerca de GarRafa

Me dedico a contar mi vida lo que veo lo que me cabrea y ahora me ha dado por escribir historietas de fantasía y ciencia ficción. ¿Cordura? ¿Eso que es?
Esta entrada fue publicada en Capitulo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s