P. partida Sci-Fi IV: Especies alienigenas la Hegemonia

Estos cuadrúpedos de aspecto felino y rostro humanoide poseen en sus patas anteriores pulgares oponibles Tienen una altura se nueve metros.  Pese a poseer una dentición afilada no comen nada que no hayan cultivado en sus laboratorios. Según restos encontrados los individuos  parecen poseer dos sexos. Esta raza avanzada tecnológicamente poseyó un extenso imperio por la galaxia.

hoy en día su presencia se reduce a un puñado de sistemas cerca del espacio neutral de la cámara intersolar. Son muy celosos de su tecnología pese a colaborar con el resto de las razas. Según sus datos históricos su población ha ido decreciendo paulatinamente. Su esperanza de vida suele alcanzar los 450 años y su índice de reproducción es negativo. Se ha preguntado a múltiples individuos sobre el tema y sus respuestas suelen ser similares  “nuestro tiempo ha pasado”

Las informaciones son contradictorias pero restos de registros de datos encontrados en mundos abandonados indican que  hace 7250 años aproximadamente hubo una guerra civil respecto al tratamiento de las razas “elevadas” que convivían con ellos. Tras la guerra decidieron desmontar su imperio y extinguirse

Su planeta natal es una supertierra su denominación es Oda que mal traducido al Intersolar significaría el ultimo lamento armónico. La capital llamada Solar ocupa una gran península en la zona templada del planeta  hay tres grandes espacio-puertos  hay múltiple ciudades menores en sus alrededores le resto del planeta se volvió a su estado virgen tras  años de trabajo. La emigración e inmigración al planeta está  fuertemente controlada. La mayoría de los alimentos provienen de los laboratorios que cubren gran parte de uno de sus satélites y los cuales se importa al resto de sistemas

Fabrican  inteligencias artificiales de nivel V o superior la cuales limitan, al contrario que otras razas que solo fabrican inteligencias virtuales.

Sus naves presentan gran tamaño como ellos mismos de líneas suaves. Como muchas otras cosas que guardan celosamente se desconoce el funcionamiento de sus sistemas de propulsión.

No es raro encontrar todo tipo de colaboradores de diferentes especies en sus naves y planetas ya que la falta de población les impide dedicarse a todos los menesteres necesarios para el funcionamiento de su sociedad.

Pese a lo escaso de su flota y su población una nave de guerra de la hegemonía puede abrirse paso por una flota de porta naves y destructores sin recibir daños y después cortar por la mitad una roca Gez´tik  sin recibir nada más que algún daño moderado.  Su talante relajado y pacífico y la potencia de su armamento hacen de ellos unos diplomáticos excelentes. Se puede decir que son el lubricante que hace funcionar la cámara intersolar con su arbitraje.

Por desgracia son muy reticentes a compartir sus conocimientos tecnológicos  y cualquier intento de ingeniería inversa a resultado de momento infructuoso.

hegemonia

Acerca de GarRafa

Me dedico a contar mi vida lo que veo lo que me cabrea y ahora me ha dado por escribir historietas de fantasía y ciencia ficción. ¿Cordura? ¿Eso que es?
Esta entrada fue publicada en hegemonia, prototipo, Rol, sci-fi y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s