D&D: Khall Zarpa Oscura

Khall Zarpa oscura ya no era el típico gñoll que te podías encontrar por un camino atracándote con otro grupo de sus apestosos congéneres.

Esto no siempre había sido así. Hace años cuando era un cachorro no se distinguía del resto de la jauría.  Todo empezó como la típica partida de saqueo. Aquel día se abalanzaron sobre una caravana de mercaderes  en un paso estrecho.

Pronto empezaron los gritos la sangre el llanto y el crujir de huesos. Las risotadas y aullidos de los Zarpa oscura. Los carros ardían y los guardias trataban de defenderse parecía todo ganado cuando la armadura rojo sangre apareció entre ellos.

Con un movimiento lento desenfundo un mangual con tres cabezas erizadas de dientes, un enorme  escudo cubierto de escamas negras le cubría parcialmente. La armadura se movía lenta pero segura entre los guardias.  Según avanzaba entre los caídos estos se levantaban como no muertos y volvían a la batalla. La figura tocaba a los Zarpa oscura y estos se llenaban de heridas, caían inmovilizados o eran carbonizados por columnas de luz oscura.

Khall se abalanzo aullando sobre la blindada figura, esta rio y con un revés de su mangual  partió su mandíbula entre sangre y pelo el gñoll volvió a lanzarse sobre él. La figura le agarro por el cuello y rio. De repente el dolor le embargo decenas de heridas se abrieron en su cuerpo, la figura siguió riendo pero el no se rindió. Con sus últimas fuerzas se abrazo a la extremidad que lo sujetaba y le propino una patada al yelmo el cual salió despedido.

La figura acorazada y él se miraron a los ojos. El era un semiorco de su nariz salía sangre por el impacto pero aun así sonreía.

-veo algo en ti, no sé que será pero algo me dice que tu destino está ligado a Hextor –

Lo último que vio fue el rojo guantelete estrellarse contra su sien.

Despertó encadenado  a una pared en una oscura mazmorra notaba que le habían sanado lo justo para que no muriese, su olfato le revelaba mucho mas. La habitación olía a sangre reciente  y a cosas peores. Allí  pasaron las horas hasta que apareció el semiorco de armadura negra con una voz fría y despiadada dijo – Has herido a un Guantelete de Hextor al mismísimo    Azol “el mangual”, debería haberte matado por semejante anatema. Pero te tengo reservado algo peor. Si sobrevives obtendrás poder pero para eso tendrás que demostrar tu fuerza.

Durante tres días Khall fue apaleado, cuando estaba loco de dolor y de hambre empezaron los latigazos.

Vio la luz entre la sangre

Le civilizaron a golpes, le instruyeron en las enseñanzas de Hextor

La iglesia de Hextor enseña que el mundo es un lugar cruel e implacable.

El fuerte domina al débil, y el poder es la única recompensa vale la pena tener.

La crueldad y ensañamiento son herramientas necesarias.

El orden debe ser forjada desde el Caos y la ley de la anarquía, pero el fin no tiene sentido sin la voluntad de cumplir.

Los tiranos deben ser obedecidos, y los disidentes deben ser oprimidos o muertos.

Los esclavos deben obedecer a sus amos.

También aprendió a leer y escribir. A luchar y a conjurar tras años de adoctrinamiento Khall se convirtió en un clérigo de Hextor. Cuando salió del cuartel monasterio su papel era claro someter a la fe verdadera de Hextor a las gentes de estas tierras y combatir la herejía de Heironeous. Tal como dice el libro de Hextor.

Llego a las tierras que le vieron nacer los Zarpa oscura le recibieron con extrañeza ¿quién era aquel gñoll con armadura y tabardo rojo sangre? El chaman de la tribu  instigo a sus congéneres contra el así que tuvo que matarlo. Lo hizo públicamente con un exceso de crueldad pocas veces visto.

Tras demostrar su fuerza fue aceptado de nuevo en el clan por el matriarcado y tomo el lugar de poder del chaman. La hembra  Urruk zarpa oscura se unió a él y pronto convirtió a parte del clan a la fe.

Eso fue hace tiempo antes de comenzar este viaje …

Ahora se veía con la oportunidad de hacer algo grande una cruzada en pos del la reliquia del Guantelete de Hextor , estaba cerca de conseguirlo y además de acabar con una servidora de Heironeous.

Pero sus aliados ¿podía llamarlos así?  Buscaban poder  “y el poder es la única recompensa vale la pena tener”  como dice el libro sagrado,  pero ignoraban el potencial de la reliquia.

No sabían el poder que les daría controlar semejante artefacto. Solo buscaban oro y librase de sus jefes  pero “El fuerte domina al débil” según el libro sagrado y ellos han demostrado su fuerza.

Sus aliados… pese a sus herejes creencias  siguen  sin saberlo el camino Hextor.

Si,  Hextor le estaba probando. Todo era una prueba para probar si era digno

Conseguiría recuperar el Guantelete con o sin ayuda y demostraría su poder. Debía prepararse tenía que hablar todavía con mucha gente. Prepararse para cualquier cosa

¿y si le traicionaban?

El guantelete solo importaba el guantelete.

Khall Zarpa oscura tranquilízate, hay  tiempo mañana tú y “tus aliados” ayudareis a conseguir el guantelete, acabareis con la servidora de Heironeous.  Ellos que hagan lo que quieran si prefieren ser los míseros jefecillos de una ridícula caravana allá ellos. El tenía otros planes mas grandes en mente.

Acerca de GarRafa

Me dedico a contar mi vida lo que veo lo que me cabrea y ahora me ha dado por escribir historietas de fantasía y ciencia ficción. ¿Cordura? ¿Eso que es?
Esta entrada fue publicada en Frikadas, Obrichuelas y de mas, Rol y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s