Realidad 301: Eins

En la Tapia

Las almenaras ardían y las tropas se movilizaban, el sonido de los martillos y el calor de la fraguas se hacían notar noche y día. El consejo se había reunido y el maestre Pavía leía la misiva en alto para la sala.

– Un gran cometa estrelló en el monte su fuego azul; vino del cielo. De la torre mandamos exploradores y nunca volvieron. Nuestra preocupación se hizo patente cuando los salvajes empezaron a huir. Interceptamos algunos grupos de nómadas, y tras saludarnos con pierna nos relataron extrañas apariciones; criaturas plateadas con un brillo azulado atacaban a la noche destruyendo todo a su paso para desaparecer por el día: los aquellos. No les creímos hasta esta noche. Éstas puede que sean mis últimas palabras. Noto como golpean la puerta de la torre…, y ya quedamos pocos. Han devorado todo. Cruje la puerta, rezo a los dioses del metal que esta misiva llegue. Los aquellos llegan. ¡¡¡Huid!!!

El castellano Luis se arrebuja en sus pieles y se levanta de su sillón. Desde su gran altura habla y todos callan.

– Nefastas noticias nos llegan de más allá de la Tapia. Si es cierto debemos prepararnos para la inminente llegada de los salvajes, y tras ellos una muerte horrenda, pero la Tapia resistirá cual tapa del mundo de los hombres contra todas las huestes que vengan.

– Aun así somos cuatro gatos comparados con tiempos pasados- añade Valentín desde el otro lado de la sala-. Debemos mandar mensajeros al sur para que manden más hombres, y ya de paso alguna mujer y cervezas, que el maestre Pavía no tiene ni puta idea de hacer una decente…

– Cierto es, lo de la cerveza sobre todo- añade Luis-. Mandaré un mensajero a cada punto de los reinos. ¡Maese Alberto, ensille su caballo y parta a Refrescalia! ¡Y no se olvide de traer limón para la cerveza!

¿Por qué tanto interés en la cerveza?- susurra Rafa al oído del maestre.

– Es obvio que nuca ha probado mi cerveza y que no has estado en una batalla; ya lo entenderás.- añade el Maestre.

Mientras, en Refescalia

La señora de castillo no para de hacer cuentas sobre un gran libro mientras piensa.

– Tres días para la llegada del Rey…, ¿qué demonios querrá?, ¿para qué viene? Y encima se trae no solo a su hermano y a la reina, sino a media corte… ¡La madre que los parió! Si no fuera el rey mandaba disparar a los arqueros en cuanto estuvieran a tiro…. Bueno, quizás si le damos un ballestazo al duque el rey hasta nos lo agradece… Será estupendo para la economía; las tabernas y las casas de putas se van a forrar…

– ¿En qué piensas, princesa?- le interrumpe la voz de su esposo Lord Rafael de Refrescalia.

– En los pendones- añade Natalia.

– Sí, casi están todos colocados; el ciervo cerveceado de los Visier, el wargo tumbado de los de las Heras, el león con la bolsa de oro de los Herrera… Hasta hemos encontrado alguno de la guerra pasada. Los he guardado.

– ¿Por qué los conservas? Tú ayudaste a derrocarlos…

– Son parte de la historia. Además, ¡me niego a tirar nada que lleve dragones! Hablando de tirar, creo que deberíamos construir otro torreón para libros.

Natalia mira al cielo, añade un par de líneas al libro, suelta la pluma, suspira y añade: – Lo hablaremos después de la visita. Por cierto, ¿has ido al pueblo a contratar más gente? Nos va a hacer falta; ¿o se te ha olvidado?

– Pues casi es que había llegado un escriba con nuevos relatos y claro, me he distraído…– Natalia frunce el ceño. Ante tal mirada, Lord de las Heras acelera su retahíla.- Peroalfinalheencontaaunosmuchacosnuevoquehanllegadoalpuebloyestanencatadosdetrabajaraquiymañanaempieza…- acaba cogiendo aire.

– Estupendo, vete a las bodegas y mira a ver cómo va la hidromiel y pruébala, ¡pero no demasiado, que te conozco!- dice Nata señalando la puerta.

Lord de las Heras se agarra la espada y se macha a trote cochinero entre risas.

– ¡Hombres, solo piensan en guerras y beber…!- suspira Natalia.

Acerca de GarRafa

Me dedico a contar mi vida lo que veo lo que me cabrea y ahora me ha dado por escribir historietas de fantasía y ciencia ficción. ¿Cordura? ¿Eso que es?
Esta entrada fue publicada en 301, W.T.F y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Realidad 301: Eins

  1. Lobeznillo dijo:

    ¡Bien, bien! Esto promete : D Casi que me dáis penica y todo….pobres reyecillos…snif… Deberías publicar cada X días… dícese cada Lunes (como mucho ¬L¬).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s