Realidad 301: Lost Chapters II

El Muro

El viento sopla con fuerza mientras nuestro desconocido avanza hasta el muro negro y rojizo por el óxido de hierro. Su superficie es áspera, casi afilada. Detrás está la muerte plateada. Las estrellas brillan, se parecen a las de casa pero no es igual.

– Yo no soy igual. Vale, estoy muerto… En teoría. Sigo siendo humano. ¿O ya no lo soy? ¿En qué momento uno deja de serlo…? Total, si estoy muerto, ¿que más me da meterme ahí detrás? ¿Y por qué tendría que hacerla caso? Fantástico, hablo solo en un universo paralelo medieval. La cosa más normal del mundo si te paras a pensarlo… Bueno, dije que sí…

En otro lugar

Joder…

¿Estoy muerto? Duele un cojón estar muerto…

¿No se suponía que no ocurría nada…? Mierda…

Ahora que se supone que pasa un tío con barbas y una nubecita…

Vale a la de tres abro los ojos…

Una…

Dos…

Dos y medio…

Tres.

¿Pero qué coño? Estoy lleno de tubos y en el fondo hay una rubia.

Mierda, no puedo moverme y hablar. ¡Que no panda el cunico!

Veamos, ya viene… ¡Pero si es Natalia! ¿O no? Sí, sí lo es, pero con otra nariz, y más…

– Sabía yo que no estabas del todo muerto- dice Nata-. Buena parte desparramada, otra devorada y otra diez minutos muerto. Tranquilo, no te has quedado tonto, tengo los medios para que no te pase eso. Lo malo es que necesito que me hagas un favor. Yo te doy un cuerpo. Tranquilo, recuperé un brazo tuyo (supongo) y tú te juegas horriblemente la vida en otra parte. Eso sí, si sobrevives tendrás un poder inimaginable y a lo mejor recuperas tu organismo. Te doy un rato para que lo pienses. Si no aceptas no te haré daño pero tendrás que quedarte ahí… Que no, es broma Rafa, ahora te voy a dormir y luego hablamos con una cerveza en la mano.

El Muro

Sobre el muro me cuesta andar. Tengo que darme prisa antes de que vuelva la patrulla; menos mal que hay luna nueva y las antorchas les deslumbran. Bueno, vamos a montar el aparatito… Es como un puto paraguas sin tela cerrado. Qué gracioso, si pulsas el botón se llena de rayos verdosos…

Vamos a saltar. A quinientos metros están esos árboles plateados y detrás, el mar.

En algun lugar

– No es por ofender pero esta mano sólo tiene tres dedos- comenta Rafa mientras le montan parte del torso.

– Oh, perdona, voy al Ikea más cercano y te compro un cañón laser… ¡Te apañas con lo que tengo aquí en el bunker! Ah, no, que no puedo salir por si me detectan. Mandaré un bot para allí. ¡¡¡Caspita!!! No tiene la capacidad de salto entre planos… Espera que desmonto uno de los dispo…

– Vale, lo he entendido- dice Rafa dando golpecitos con la nueva mano en el brazo a Natalia.

– Tate quieto y no te pongas displicente conmigo… Recuerda en lo que hemos quedado; esa tecnología es necesaria para transformar cualquier material en otro, pero está descontrolada y no deja de crecer. Ahí entras tú. Si sale bien, ya sabes. Si sale mal, ya estás muerto así que…

Mas alla del El Muro

– Dios, son como hormigas apiladas… Vale, vamos a ello…- Rafa despliega el paraguas y lo conecta a su nuevo brazo-. Lástima no tener entrepierna…- y lo hunde en el líquido plateado. Éste reacciona. De él salen tentáculos que tratan de agarrarle. Rafa salta hacia atrás y los golpea, por lo que desintegran.

– ¡Joder, más putos tentáculos! ¡GarRafa se descojonaría si me viera!

De la orilla surge una figura plateada con forma humanoide pero sin facciones. De su cabeza surge una voz.

– Reconocemos esa marca energética. Te manda nuestra creadora pero, ¿quién eres tú? ¿Quién osa convocarnos?

– He venido aquí para pararte y controlarte.

– Una gesta muy osada, pero te asimilaré y seguiré consumiendo este mundo. Pronto saldré de esta prisión y trasformaré esta tierra en mí y sus saberes asimilaré. No podrás pararme.

– Bien. Pues vamos.

Rafa corre hacia la figura y le clava el artilugio. Ésta le envuelve.

Amanece y una figura yace en el centro de un cráter. Abre sus nuevos ojos y respira… ¿Ahora estoy vivo?

Acerca de GarRafa

Me dedico a contar mi vida lo que veo lo que me cabrea y ahora me ha dado por escribir historietas de fantasía y ciencia ficción. ¿Cordura? ¿Eso que es?
Esta entrada fue publicada en 301 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s