Realidad 301:Hell March I

Ro yace de rodillas. En sus manos, una pequeña correa de perro. Silenciosa y distante se pregunta cómo ha llegado a esto, se pone de pie y se acerca a las supervivientes con paso firme, aguantando, no va a derrumbarse ahora.

Marta llora. Yace con las ropas casi desaparecidas entre los ennegrecidos restos de L4 y no se atreve a moverse. En el humo se mueven ya pocas cosas y el sonido de la batalla se aleja por Madrid.

-Marta- dice Ro rompiendo los sollozos de la muchacha-. Se han ido. Debemos movernos y encontrar el anillo.

– Vale- dice limpiándose las lágrimas y dejándose sendos churretes en la cara-. Pero tengo frío…

Hace 4 días Madrid Casa De GarRafa

– Me duele la cabeza- piensa Marta-. No me estoy enterando nada de nada.

Mientras gira la cabeza observa el desaguisado formado en casa de GarRafa. Cables cuelgan por doquier, solo parece estar sano el salón con la tele, el resto de la casa parece “infectado” de tecnología como si poco a poco todo hubiera formado parte del mismo aparato.

Frente a ella, L4 afirma que viene de una realidad paralela que trata de encontrar a los Rafas (supongo que a GarRafa, pues es su casa) para evitar que se expanda un imperio multi-planar y que acabo de fastidiar no se qué cacharro que evitaba los grandes saltos en este plano. En el fondo la amiga de Javi, L3, monta algo con los restos.

– Buena la habéis montado…- dice de fondo-. Pero nos vais a ayudar a resolver esto y de paso ser heroínas.

– ¿Y si nos negamos?- dice Ro mientras se levanta Jazz, que aprovecha para ladrar.

L4 se encara con Rocío y le espeta. – Porque por vuestra culpa van a empezar a llover oxtias y vamos a tratar de evitarlo.

– ¡¿Pero cómo es posible que me lleve tus broncas, Marta?!- añade Ro mirándome con cara de absoluta incredulidad.

L3 se acerca contenta y feliz con un puñado de cacharros entre las manos que procede a poner sobre las mesas.

-Mira- grita alegre-. He montado dos “ralentizadores” con los que podemos asaltar los domos; solo hay una pega: que uno carga la batería y otra lo maneja. ¿Sabéis disparar?

-No- añadimos a la vez. L4 se medio sonríe.

– Mierda- pienso.

Hace tres días

Los ennegrecidos hierros que una vez formaron parte del Voittamaton flotan aletoriamente por el espacio. ¿Todos? No. Una ingente legión de trozos que una vez pertenecieran a los motores de plasma comienza a orbitar. La luna, la cual los acelera escapando de ella, los arroja a un objetivo: la Tierra.

Hace unas horas. Madrid Alcantarillas

– Jope, ya no sé qué excusa poner a mi madre… Ya llevo sin aparecer tres días por casa, me he pinchado la mano en casa de GarRafa con un cable, llevado una mochila que vibra y zumba y estoy de mierda hasta el cuello- despotrico por el alcantarillado de Madrid-. ¿Me puedes explicar por qué hacemos caso a ese par de locas?

Ro toma aire, reflexiona y responde con impotencia. – Porque hemos jodido su aparato que evitaba saltos…

– ¿Y por qué tenían un cacharro para evitar saltos?- dice Marta.

– Porque son de unas realidades paralelas que han sido invadidas.

– ¿Por quién?

– Porrr… un doble de GarRafa.

– ¿Y dónde está el nuestro?

– En una nave en órbita.

– ¿Y tú te lo crees?

– Mujer, según el telediario se han visto luces en el cielo nocturno y los “ajenos” amigos del Rafa malvado…

– ¿El otro Rafa?

– Nooo… El GarRafa de la otra realidad.

– No me entero. ¿Y por qué no llamamos a la policía?

– ¿Y qué le contamos?- arguye Ro.

– Silencio. Atrás- susurra L4.

– Vale- dicen al unísono.

– Oye, Ro, ¿y qué vamos a hacer ahí arriba?

– Eso te lo cuento yo- comenta L3-. Volamos el suelo, disparamos los cañones ralertizadores. Una vez ralentizados los guardias, abrimos el domo (de eso me encargo yo) y saboteamos el anillo, que es un aparato como un ancla entre universos y salimos por patas antes de que lo sepan.

– Fijo que sale algo mal- añade L4-. No sabemos qué ha pasado allá arriba, lo mismo no han conseguido huir…

– Naaa… No lo pienses. De todos modos, esto les dará tiempo.

Marta y Ro se miran y tragan.

– Ya hemos llegado- sonríe L3.

Acerca de GarRafa

Me dedico a contar mi vida lo que veo lo que me cabrea y ahora me ha dado por escribir historietas de fantasía y ciencia ficción. ¿Cordura? ¿Eso que es?
Esta entrada fue publicada en 301 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Realidad 301:Hell March I

  1. Lobeznillo dijo:

    Bonito preludio para una gran batalla : )

    Por cierto, eres como un libro abierto en cuanto a fantasías sexuales se refiere XDDDD.

    No me imagino yo mucho a Marta combatiendo, pero bueno, seguro que será un episodio digno de recordar jajaja.

  2. Marta dijo:

    Yo al menos me he quedao tranquila al ver que sorbrevivo, con todas mis extremidades intactas, asi que por lo demas imaginaos lo que querais…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s