Realidad 301: Undead

Hace 3 días.

-Ya está hecho- dice L3-. Con esto debería darle el tiempo suficiente para que todavía no lo encuentren.

– Y menos mal- responde L5-. Aunque no dejo de pensar que el método es ciertamente peligroso.

– Y es jodidamente letal, tanto como andar por la calle- responde L3-. Bueno… ¡¡¡Piedra, papel o tijera!!!

Ambas L3 sacan las manos a la vez, piedra ambas.

– Bueno, mejor a cara o cruz… Yo cara.

La moneda cae. Es cara.

Una L se crono-porta mientras la otra vuelve a su cama; mañana tendrá que dar muchas explicaciones a otras muchas Ls.

En otro tiempo.

– ¿Sabes, Laura? Creo que es el momento de devorar cada palmo de la existencia y poner un orden a tanto gilipollas.

– ¡Pero mira que eres Cara-pene!

Ahora.

¡¡¡Ay, cómo me duele todo!!! ¿Qué coño bebí anoche? Dios, no puedo respirar, ¡¡me ahogo!!

Me levanto con una explosión de tierra húmeda y tosiendo.

– ¿Pero qué coño hago enterrado?

– Chissst, ¡los muertos no hablan!- oigo desde las sombras.

– ¿Cómo que muerto? Dolorido y resacoso, diría yo- replico levantándome. Estoy lleno de tierra y sólo llevo mis gayumbos de hormigas.

-¿Seguro?- responde la voz de fondo-. Piensa un poco, ¿qué recuerdas?

– ¡Oh, mierda, estoy muerto! ¿Entonces qué? Putada… Ahora toca lo de los diez mil años de purgatorio por pajero y blasfemo o en plan Painkiller matando demonios (solo que en vez un lanza-estacas…)- me bajo los calzoncillos y se muere de la risa.

– No exageres. No, no estás muerto y tranquilo, no es tan pequeña- dice la voz.

De las sombras emerge L3 a la luz de la luna. Yo procedo a ruborizarme y a preguntar lo obvio.

– Vale, ¿por qué cojones no me he muerto si me he machacado hasta el último hueso del organismo? Eso sin contar el daño masivo a los órganos internos y el shock del impacto…

– Por los nanitos- se acerca a mí y me ofrece una taza de barro con cacao y leche. Procedo a cogerla y echar un trago; tengo el hambre de un ultralisco a dieta.

– Por los nanitos… Vale, entonces qué, ¿ahora soy como Lobezno?- digo clavándome el dedo en la barriga.

– No es tan fácil, los nanitos te ayudan a comunicarte, ¿o no te extraña hablar y entender un dialecto que no conoces?

Ella pega un sorbo y me sonríe. Algo se remueve en mí.

– Vale, ¿y lo del daño masivo?- pregunto.

– Las nanomáquinas pueden reparar cierto daño físico, y una vez hecho su carga se agota y se eliminan del organismo (de hecho, mearás plateado) así que tras esta oxtia habrás agotado la mayoría- me replica con tono de llevarlo aprendido largo tiempo.

– Ok, no me volveré a caer de lo alto de un templo cuando me traten de asesinar… Y si no es indiscreción, ¿podría recuperar mis cosas?, ¿y cuánto llevo muerto?

– Tres días. Y sí, tengo tu ropa, pero tenemos que recuperar tu mochila. ¿Seguro que no quieres estar un rato así?- me dice mirándome fijamente.

– ¿Para qué? Buena noche se ha quedado peeero… ¿oh?¿eh?

Más tarde, ya lavado en el río y vestido, pregunto por mis cosas. L3 me señala una casa en el linde del pueblo de una sola planta y con un pequeño huerto o jardín, no lo veo desde aquí.

– Ve acercándote, que yo te sigo. Toma el cinturón, no te lo quites por nada.

Procedo a ello.

– ¡Anda, si he adelgazado!- digo sonriente.

– Menos mal que tienes tripa, majo, que si no no sé cómo te hubieran reparado los bichos…- me dice L3.

– No, si al final la tripa sirve para algo…- digo entre dientes mientras me acerco sigiloso, negro y letal esquivando jaras, matojos e hinojos. Consigo llegar en relativo silencio a la verja, que es de aproximadamente un metro. La salto, me echo al suelo y tomo aire. Me acerco a la ventana. Está cerrada. La luz se filtra de su interior.

De pronto, un ruido me alerta; pero ya es tarde. Una criatura, con un gruñido, se abalanza sobre mí.

Acerca de GarRafa

Me dedico a contar mi vida lo que veo lo que me cabrea y ahora me ha dado por escribir historietas de fantasía y ciencia ficción. ¿Cordura? ¿Eso que es?
Esta entrada fue publicada en 301, Frikadas Varias, W.T.F y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Realidad 301: Undead

  1. Potorro dijo:

    “Ambas L3 sacan las manos a la vez”

    ¡Eh! L3 solo hay una.

  2. lu dijo:

    jajaja eso potorro reivindica tu exclusividad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s